Saltar al contenido

Las Semillas Autoflorecientes. Paso a Paso

las semillas autoflorecientes

Ya llevan unos años estando de moda las semillas autoflorecientes, o también llamadas “automáticas”. Son plantas que no dependen de ningún fotoperiodo determinado para su floración. Debido a esto y a otra serie de particularidades se han incrementado las ventas drásticamente en los último años. Son demandadas tanto para los cultivos de interior como para los de exterior cuando llega la época.

Aunque no soy muy partidario de las automáticas, se puede llegar a sacar un buen rendimiento en nuestro cultivo. Aunque, para ello es necesario seguir una serie de pasos para no cometer ciertos errores. En las semillas autoflorecientes cualquier fallo que cometamos será reflejado en una menor producción en nuestra cosecha final. Para que esto no suceda vamos a intentar detallar todo lo posible sobre este tipo de plantas.

Una de las grandes ventajas es su cultivo en exterior porque se pueden sembrar en el mes de marzo y ya estar recogiendo sus frutos principios de Junio. Esto nos dará una precosecha antes de cortar las plantas fotodependientes que se cosechan a partir de finales de septiembre.

Las semillas autoflorecientes están de Moda

¿Qué son las semillas autoflorecientes?

  • Las características principales de las plantas ruderalis son:
  • Poseen un período de floración más corto que las indicas,
  • Tienen una estructura de porte bajo y forma arbustiva,
  • Contienen un elevado porcentaje de CBD y un bajo porcentaje de THC.

Las variedades autoflorecientes que nosotros compramos en el mercado no son más que cruces de “variedades ruderalis x variedades fotodependientes”. Siguiendo varias generaciones de cruces consiguieron una descendencia con el rasgo autofloreciente pero mejorando sus cualidades organolépticas con respecto a las ruderalis. Mejoraron su aroma y sabor, aumentando los niveles de THC y a consecuencia de esto un mayor efecto psicodélico.

¿De dónde proceden las semillas autoflorecientes?

Para empezar a entender las variedades autoflorecientes hay que saber que proceden de una subespecie del cannabis conocida como “ruderalis”. Esta especie tiene la característica de poder adaptarse a zonas de climatologías extremas; su procedencia se localiza en el sur de Siberia y el norte de Kazajstán.

¿Cómo germinar las semillas autoflorecientes?

Podemos germinar las semillas de marihuana de la misma manera que las otras, si queréis saber más podéis leer este artículo sobre germinación de semillas. Son unos conceptos cortos y muy básicos que nos garantizaran una buena germinación. Aunque por mi experiencia como mejor me responden es germinándolas en servilletas de papel húmedas y una vez que ya asoma bien la radícula, se puede ya trasplantar directamente a su maceta definitiva, en ella realizará el crecimiento y la floración.

¿Dónde colocar las semillas autoflorecientes una vez germinadas?

A las variedades de marihuana automáticas no podemos producirle ningún tipo de estrés durante el cultivo. Debido a que si la planta sufre algún tipo de estrés en la fase de crecimiento, se parará uno días y no seguirá creciendo hasta recuperarse. Por consiguiente, comenzará la floración con una altura inferior a lo que podía llegar, esto deriva en una disminución en la cosecha. Para facilitarnos la tarea después de la germinación, podemos colocar las semillas en

Una vez enraícen será necesario colocarlas en la maceta final, si las plantamos en macetas de 3 o 5,5 litros nos darán muy poca producción. Para que desarrollen y muestren todo su potencial será necesario plantar en un tiesto grande. Lo ideal es tomar como medida mínima en interior o exterior unos 12 litros. Aunque, en exterior se pueden usar macetas de 20 litros o más dependiendo la variedad que cultivemos.

Si queremos obtener plantas grandes y productivas es necesario que usemos macetas de gran capacidad. Esto es debido a que las autoflorecientes comienzan a florecer cuando sus raíces detectan que han llegado al fondo de la maceta. Por consiguiente, es muy importante el tamaño de contenedor que vamos a elegir para nuestro jardín.

A las plantas les gusta el agua pero no toleran estar encharcadas continuamente, lo que provocara que el crecimiento se estanque y nuestra planta entre a floración siendo enana. Cuando son plántulas con un sistema radicular débil es recomendable realizar riegos diarios con cantidades pequeñas de agua; día a día iremos notando como van desarrollando y creciendo a un ritmo vertiginoso. Si todo va sobre ruedas, crecerán a lo alto y desarrollaran ramas laterales con un gran número de brotes.

¿Cómo realizar un buen crecimiento en nuestras plantas?

Para el cultivo de las autos es necesario un sustrato de buena calidad, aireado, con un buen drenaje y que permita un desarrollo radicular óptimo, esto es imprescindible si queremos alcanzar el mayor tamaño que permita la genética a cultivar.

Tenemos variedades y mezclas muy diferentes para realizar el sustrato, tierra con perlita, fibra de coco y mezcla de turbas; la cannalita, en fibra de coco… cada uno debe escoger el medio en el que desea cultivar. para los principiantes siempre es más recomendable el cultivo en tierra (cultivo más sencillo). El cultivo en coco necesita mayor rigurosidad y conocimientos (requiere un control más exhaustivo de Ph y EC).

Las plantas autoflorecientes requieren necesidades bajas de abonados en relación a las fotodependientes, esto tiene una gran ventaja que es el ahorro en fertilizantes. Si usamos una tierra rica en nutrientes no necesitaremos abonar durante toda la fase de crecimiento, ya que la tierra le proporcionará todo el alimento necesario hasta que llegue la floración. Por eso tendréis que rebajar las dosis de abonado si no queréis sufrir una sobrefertilización.

Sin embargo, usaremos estimulantes radiculares para favorecer al sistema radical a colonizar la maceta rápidamente. También podríamos usar hongos y bacterias que entran en simbiosis con nuestras plantas. Aumentan sus defensas naturales y favorecen un gran desarrollo de la planta. Este punto es importante, porque cuanto más desarrolle el sistema radicular tendremos una parte aérea más desarrollada.

Durante 25-30 días dependiendo de la variedad, comenzará su floración independientemente de las horas de luz recibidas. Por eso es muy importante su cuidado durante ese período ya que, reflejará luego la cantidad que obtendremos (cosecha).

¿Qué cuidados necesitan en la floración?

Antes de comenzar esta fase está la prefloración, durante esta fase las plantas suelen dar un último estirón pudiendo llegar a doblar su altura. Durante esta etapa habrá que aplicarles un extra de nitrógeno (abono de crecimiento). Eso sí, tener mucho cuidado de no pasaros y generar un sobrefertilización. La planta acabaría produciendo unos cogollos delgados y espigados. Si en esta fase notas síntomas de exceso de nitrógeno es recomendable realizar un pequeño lavado de raíces para estabilizar la concentración de sales del sustrato.

¿Se pueden cultivar semillas autoflorecientes en invierno?

Dependiendo de la calidez en la zona donde vivas puede ser viable un cultivo invernal. Para realizar un cultivo en esta época del año es necesario el uso de un invernadero para mantener las condiciones climáticas estables. Ayuda a que durante la noche retengan el calor durante más tiempo y estarán resguardadas del viento. Gracias a esto su desarrollo será mucho más vigoroso proporcionándonos una mayor cosecha.

¿Como cultivar en exterior autos con un espacio reducido?

Uno de los grandes problemas a la hora de cultivar es el espacio ya que no todos disponemos de este. Para maximizar nuestras cosecha en exterior pondremos en nuestro balcón o ventana el número de plantas que cada uno crea conveniente. Al ponerlas en Marzo serán cosechadas en Junio. Si antes de que sean cosechadas sembramos una nueva remesa podremos volver a cosechar a finales de Octubre aproximadamente dependiendo de las variedades elegidas. Es una manera de poder maximizar un pequeño espacio y rentabilizarlo con una mayor cosecha.

VENTAJAS:

Desde mi punto de vista, aunque para gustos hay colores. Tienen una principal ventaja y es que son una buena primera elección para los que se inician en el autocultivo de marihuana.
Ya por solo el hecho de que inicien ellas solas el proceso de floración. Evita a los novatos el estar pendientes de la altura de las plantas para cambiar el fotoperiodo. Ellas solas lo iniciarán al llegar a su madurez sexual.
Las automáticas son plantas que presentan menos problemas. Al tener un período de crecimiento mucho más corto nos favorece ante ataques de plagas o acumulación de sales en el sustrato.

CONSEJOS:

  • Plantar directamente en la maceta final. Reduciendo así el posible estrés causad. A las variedades autoflorecientes no les gustan los trasplantes, pueden reducir su producción final.
  • Elegir una tamaño de maceta adecuado, que no sea demasiado pequeño sino tendremos plantas enanas.
  • Si usamos una tierra ya prefertilizada es recomendable no usar abonos durante todo el crecimiento.
  • Uso de un buen sustrato con su drenaje (arlita por ejemplo). Favoreciendo a que el sustrato complete bien su ciclo húmedo-seco, que es lo que permite a las raíces desarrollarse correctamente.
  • Dosis reducidas de fertilizante, las automáticas son mucho más sensibles en los abonados.
  • Si las cultivamos en interior necesitarán un mínimo de 18 horas de luz durante toda la vida de la planta. Aunque, muestran todo su potencial bajo 20 horas y 4 de oscuridad, creciendo más las plantas y en consecuencia un aumento de producción.
  • Es muy importante el mantener la temperatura. Ya que si hace demasiado frío se ralentizará el desarrollo radicular. Si hace falta se deja una manta eléctrica para mantener cálidas las raíces.
  • Para conseguir explotar al máximo el crecimiento, durante la prefloración le añado una dosis de abono de crecimiento rico en Nitrógeno (N). De esta forma, tiene nutrientes durante esa etapa en la que suelen consumir bastante alimento.
  • El uso de preventivos (aceite de neem, propóleo…) puede ahorrarnos muchas preocupaciones, siempre es más fácil prevenir que intentar eliminar una plaga ya instaurada.
  • Ahora ya tenéis unos pocos conceptos básicos para el cultivo de estas variedades. A parte de esto con un poco de amor y cariño, tendréis una gran cosecha y veréis recompensado todo vuestro trabajo.
  • A pesar de todo esto son una excelente elección para toda aquella persona que no dispone de un interior y que tiene poco espacio para el cultivo. Además, suelen ser variedades que no desarrollan demasiado en altura, esto también ayuda a mantener una cierta discreción.

Un saludo y espero que os haya gustado, os deseamos los mejores humos.